Villanueva de la Jara. Huellas de Santa Teresa de Jesús

Ulpiano

El poder de la fuerza, el color de la abstracción

Dicen que la cara es el espejo del alma, latente y en calma la percibía en aquel primer instante de presentación. El corazón se aceleraba ante el reto de descubrir el poder y la fuerza de ULPIANO.
 (foto de la última exposición
 Con aspecto débil, desgarbado, cortante, seco y distante. En contraposición a la amabilidad y cortesía en el trato telefónico, encuentro a ULPIANO, celoso de su intimidad al entrar en su espacio. Como un ser fatigado en una gran cruzada y el alma dormida que se despertaba con la mirada cómplice en un instante efímero.
Había conocido su obra a través de la etiqueta en un vino que lleva su nombre. Fue el color y la abstracción, lo que despertó en mí la curiosidad por esta energía que me transmitía.
(foto de la etiqueta)
   Una estancia exquisita a la vista. Allí estaba ante mis ojos, armonía, vida, color, pasión, vivencias, caos,… Aunque a la vez, y con la muestra de ironía y actitud del ser, se tornaba vacía, espaciosa y en ocasiones, desoladora, sin luz.
   ¿Cómo unas manos tan aparentemente frágiles pero expresivas, crean tanta fuerza? ¿Cómo un ser tan distante y enigmático se muestra tan cerca? Mirada esquiva en el análisis, se perfila interesante y directo. Se muestra como tal junto a una leve sonrisa a la par que la conversación se vuelve distendida, y nos lleva a los deseos más entrañables del artista.
(foto de las manos del artista)
   Apasionado del caos presente en todas sus obras de principio a fin, ULPIANO recuerda su primera exposición en Madrid con 30 años, la dificultad de la financiación y la «diferencia de los pintores de lo hermoso a los pintores de lo feo»
Para ULPIANO «un cuadro en grises es menos comprometido, siempre queda bien» La técnica del monocolor llamado «grisalla» es más sencilla que pintar con gama de 6 o 7 colores.
(fotos de dos cuadros)
   El tormento de la creación, no tiene color. La continua lucha interior del artista y la vida. Soledad detestada y a la vez amada. Incesante flujo de creación por imposición obligada.
Pintor y escultor natural de Casas de Santa Cruz, afincado en Villanueva de la Jara, sabe destacar el potencial de su manchuela natal contrastando con la verticalidad de una ciudad como Nueva York.
(foto de Villanueva de la Jara)
Comenzando a la temprana edad de 6 años, pasa de tonalidades grises evolucionando al color. Experimenta con bodegones para, posteriormente, vivir el sitio, la arquitectura, los viajes, la gente,… «el amor es una cosa abstracta»
  Expone por primera vez de manera individual en 1985 en la ciudad de Albacete.  El éxito de ULPIANO a nivel mundial, con exposiciones en Singapur, París, Nueva York desde 1999 va de la mano de Opera Gallery. En la actualidad su obra se expone con regularidad en España, Francia, Inglaterra, Bélgica, Nueva York, Miami, Singapur, hong-Kong, Seúl, Mónaco, Dubai y Ginebra.
ULPIANO tiene una capacidad de abstraerse y formar parte del caos para dar forma a múltiples y exitosas obras que dan vida incluso a la estancia más vacía. Contraposición y rotundidad en abrir su corazón a todo lo que no sea amor encontrado para su obra.
   Es ese misterio, esa energía que desprende y te hace sentir abstraerte de tí mismo, lo que emociona al tener delante a ULPIANO.
¿cuál es tu ULPIANO? consulta su obra

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »